La canción del viernes #13: DAVID BOWIE “And I say to myself”

Mi Bowie es particular, y no se moja como los demás. Les mentiría si dijese que el Bowie clásico, por magnífico que sea, ha tenido la menor influencia en mi devenir, espíritu o gusto sublime.

Mi Bowie es 1963-67, los singles en Pye, los King Bees, los Lower Third (¡yum!) y aquel puñado de canciones (6, para ser exactos) solo que grabó en 1966 y que son la puta pera. O sea, que me llevan emocionando desde que tenía 15 años.

Esta es precisamente la sección de la carrera del hombre que han despachado los periódicos con una humillante línea del estilo “fracasó en diversos grupos hasta 1967”. Llorad todos en mi hombro, pequeños elfin mods.

Sé cuales son los álbumes relevantes para el canon, sí. Pero también sé cuales son los pequeños discos que hurgan en mi alma, y se trata de estos. “And I say to myself” es uno de ellos.

 

Anuncios