Ausente por quinta

Ustedes me dirán que este modesto wordpress últimamente parece padecer reumatismo (aunque nunca ha sido escenario de una actividad febril), y sí es cierto que de vez en cuando se escucha aquí el ulular del viento de las grandes planicies, y el deambular fantasmal de las plantas rodadoras de Mojave.

El autor y propietario de este tugurio cibernético no tiene mucho que aducir sobre la progresiva desertización del lugar, más allá de mascullar entre dientes que está escribiendo su QUINTA novela (octavo libro), y que eso ocupa todo su tiempo, y las horas restantes se invierten en las actividades enriquecedoras de rigor: leer, jugar, hablar de paridas en plazas públicas y deglutir el ocasional cauce fluvial de quintos.

Con su permiso, vuelvo a ausentarme. Esto puede seguir así durante lustros. Las novelas no se escriben en dos mesecitos. Les ruego disculpen mi ausencia temporal.

 

Anuncios