La canción del viernes #24: SAVES THE DAY “Shoulder to the wheel”

No me avergüenza en absoluto decirles que me CHIFLA toda la mierda radioformuláica, hipercomercial y aerodinámica, de los grupetes post-Green Day del punkete-pop americano de finales de los 90’s y principios del Y2K. Incluso los peores. Incluso los guapitos, casi odiosos (ejemplo: The Starting Line). Incluso los de los videos espantosos, repletos de jamonas y llovizna poco creíble.

Por supuesto, no los digiero como punk rock, mucho menos como hardcore (solo faltaba), sino como pop puro. The Knack o The Romantics, canjeando corbatas finas y cardados y Rickenbackers por camiseta deportiva y pantalones bolsudos y bambas de patinaje. Misma emoción, misma ambición popular. Como si Big Drill Car hubiesen querido ser los Backstreet Boys.

Todos tienen grandes ganchos y letras y estribillos, y este es uno de mis predilectos. Les será difícil difícil hallar una primera estrofa más desvalida, y exultante, y ridículamente juvenil, y a la vez bonita y emotiva, que esta:

And I say, “I’m sorry.
Didn’t mean to yell,
I’m having a bad week
I miss my mom.”

Y el video mola.

Anuncios