La Canción del Viernes #61: THE HUMMINGBIRDS «Hollow inside»

Descubrí a los Hummingbirds en la radio, y yo nunca escuchaba (ni escucho) la radio. Era el año 1990, estaba apoyado en una litera de la Base de Submarinos de Cartagena, un colega-curso de Cerdanyola y yo nos habíamos metido media caja de Katovits (no había otra cosa) y un litro de vino con gaseosa, y de repente sonó esto por la radio, que alguien tenía puesta como constante ruido de fondo, ya ni la escuchabas, todo aquel año era mierda (en Los 40 Principales) y mis oidos habían dejado de registrar las de La Guardia, Tam Tam Go! y la puta Flaca (para que dejase de sonar esa porquería / yo daría lo que fuera).

De aquel año recuerdo tres momentos bonitos, los únicos, con la frecuencia modulada: cuando pusieron el «Magia en tus ojos» de La Granja, que me hizo sentir como si hubiésemos ganado algo (no lo habíamos hecho); cuando sonaban los Fine Young Cannibals, que tenían «un pasado» y eran de los míos de carnet y análisis de sangre; y el «Blush» de los australianos Hummingbirds, a quienes no conocía, pero tocaban todos los resortes de lo que me gustaba entonces (y ahora). Aquel día tuve el dulce flash del reconocimiento casual, como si me hubiese topado con un viejo amigo en un lugar inesperado; mi cultura se había infiltrado en un destino que no se le suponía, algo bello entre la fealdad, y siempre que les escucho recuerdo aquel instante.

Años después, cuando ya hacía tiempo que se me había pasado la atroz resaca metafísica de katovits de aquel día, me compré el disco, y hallé en él al menos dos hits más. «Alimony» y la que acabo de incrustar como Canción del Viernes, que para más gozo tiene una letra estupenda sobre estar hueco por dentro. Un momento: ahora no recuerdo si lo compré (en Cheapo Records, en el Soho, 1996, por dos jodidas libras), o fue uno de los que sustraje de Virgin Records [lean Mil violines para más explicaciones] ese mismo año.

Da lo mismo, supongo. Los Hummingbirds solo sacaron un disco más tras este Love Buzz de 1989, que era su debut. Nunca llegué a escuchar su segundo, pero voy a hacerlo ahora, con su permiso. Espero que estén todos bien, y esas cosas.

La canción del viernes #57: TELEVISION PERSONALITIES «Privilege»

Una de mis canciones preferidas de los TV Personalities (de mi elepé más querido y abatido: Privilege, de 1990). Para mí, «Privilege» es la lectura más precisa de lo que son las diferencias de clase, y la sensación de inadecuación, inferioridad y vergüenza que provocan (si estás en la clase incorrecta; es decir: abajo). Una gran canción de tristeza de clase, una visión de pérdida y anhelo (y envidia) que es casi conservadora, y que está a años luz de todos los panfletos mendaces que circulan por ahí.

«Well if you’ve got letters after your name
If you’ve got someone who can take the blame
You’ve got privilege
That’s one thing I never had«