SUBSOL: festival de cultura popular y subcultura

SUBSOL

Tres noches de cultura popular y subcultura

Subsol es un nuevo festival de cultura popular y subcultura que dirige Kiko Amat en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. Su voluntad es dar cabida a propuestas que por definición quedan excluidas de los parámetros de la cultura seria y de la cultura “alta” o académica: marginalidad, outsiders, subcultura, baja cultura y arte lowbrow, de lo subterráneo a lo popular, en forma de tebeos raros, humor duro, música urbana o literatura proleta o populachera. La tensión entre underground y populismo se plantea como uno de los motores vitales del proyecto: buscar la coherencia y los puntos en común entre lo-que-aún-no-conoce-nadie (porque no ha salido del barrio, o de la camarilla secreta; porque se está gestando en tiempo real; porque lo arrancamos de las catacumbas para subirlo a los escenarios) y lo-que-ya-es-popular-del-todo (porque ha logrado trascender barrio, género o adscripción estilística, y consigue superar divisiones de edad, clase o lugar para, dicho en vernácula, petarlo de manera masiva).

Este es, por último, un festival que se define tanto por lo que rechaza como por lo que jalea: Subsol se opone a la museización, la ranciedad, la nostalgia, el elitismo y el clasismo, y está a favor del populismo, la cultura juvenil, el extrarradio y la evasión.

Subsol se celebrará en tres veladas de los meses de marzo, abril y mayo del año 2022.

La primera edición tendrá lugar el jueves 3 de marzo del 2022. Pueden ver los detalles y comprar las entradas aquí.

La Canción del Viernes #72: SICKO «Wisdom tooth weekend»

Ayer estaba firmando en la librería La Carbonera y, mientras esperaba a que llegara la primera falange de fans en marcial formación, sonó en mis auriculares el «Wisdom tooth weekend» de SICKO y sentí el impulso inconfundible de quitarme la ropa y salir trotando por la calle Blai, pegando alaridos y vivas y agitando mis brazos en el aire.

Sicko eran punk-poppers de Seattle, esta es de su primer disco, You can feel the love in this room (1994), que me encantaba y que grabé en cinta a la mitad de la población de mi pueblo natal a mediados de los noventa (peor época EVER). Aquella compulsión grabatoria y compartidora llevó a la situación paradójica de que Sicko fuesen conocidos en Sant Boi (una cima que el grupo no esperaba alcanzar, sin duda). La portada me encantaba MUCHO.

«Wisdom tooth weekend» habla del dolor de muelas. El pop debería ser siempre (o muy a menudo) así.

El álbum incluía una versión del «Closer to Fine» de las Indigo Girls que también era la remonda. Y que mejoraba (cof, cof) el original, si puedo decirlo (aunque ahora que escucho la original también me gusta, Dios del cielo; qué te está sucediendo, paval).