Cosas Que Leo #178: TITO ANDRÓNICO, William Shakespeare

“AARÓN Noble dama, aunque Venus gobierna tus deseos,

Saturno es el regente de los míos.

¿Qué significan mi mirada mortalmente fija,

mi silencio y mi nublada melancolía.

Mi vellón de lanudo pelo que ya se desenrula,

Como una víbora que se desenrosca

Presta a dar un golpe fatal?

No, señora, no son signos de Venus;

Llevo la venganza en el corazón, la muerte en la mano,

Y el desagravio y la sangre baten en mi cabeza.”

Tito Andrónico

WILLIAM SHAKESPEARE

Penguin Clásicos, 2016 (obra escrita originalmente entre 1588 y 1593)

Traducción de Alejandro Salas

Edición de Andreu Jaume

Cosas Que Leo #116: 1599; A YEAR IN THE LIFE OF WILLIAM SHAKESPEARE, James Shapiro

“When scholars talk about the sources of Shakespeare’s plays, they almost always mean printed books like Holinshed’s Chronicles that they themselves can read; but Shakespeare’s was an aural culture, the music of which has long faded. Lost to us are the unrecorded sounds reverberating around him -street cries of vendors, church bells, regional and foreign accents, scraps of overhead conversation, and countless bits of speech that filled the densely packed capital. Some of these made their way into Shakespeare’s writing, others impeded it, and still others were a kind of precondition for it.”

1599; a year in the life of William Shakespeare

JAMES SHAPIRO

Faber & Faber, 2005

373 págs.

**** Más proyecto Shakespeare. Flipante libro.

Cosas Que Leo #115: MACBETH, William Shakespeare

Asesino Segundo. Yo soy un hombre, Majestad, a quien los golpes viles y los insultos del mundo han irritado tanto, que no me importa lo que haga con tal de vengarme del mundo”.

Macbeth

WILLIAM SHAKESPEARE

Planeta, 1995 (publicado originalmente en 1623 en el First Folio, escrita hacia 1606-7)

126 págs.

Traducción de José María Valverde

**** Continúa infatigable el proyecto Shakespeare.

Cosas Que Leo #87: EL REY LEAR, William Shakespeare

“OSWALD ¿Por qué me tratas así? No te conozco.

KENT Amigo, yo a ti sí.

OSWALD ¿Por quién me tomas tú?

KENT Por un canalla, un truhán, un muerto de hambre, un bellaco vil y orgulloso, banal, pordiosero, desharrapado, por un caballero de ocho al cuarto, de sucias calzas de lana, por un engorroso bribón, hideputa, sin agallas, chivato, fatuo, petimetre, lameculos, villano zarrapastroso, uno que vendería hasta las hembras con tal de hacer méritos, y no es sino una mezcla de canalla, pordiosero, cobarde, alcahuete e hijo y heredero de una perra callejera, a quién golpearé hasta que rabie, si niegas la más mínima sílaba de tus atributos.”

El rey Lear

WILLIAM SHAKESPEARE

Alianza Editorial 2018 (publicado originalmente en 1608 en el Quarto I bajo el título completo de M. William Shak-speare: His True Chronicle Historie of the life and death of King Lear and his three Daughters. With the vnfortunate life of Edgar, sonne and heire to the Earle of Gloster, and his sullen and assumed humor of Tom of Bedlam)

230 págs.

Traducción de Instituto Shakespeare, bajo la dirección de M.A. Conejero

**** Sigo con el proyecto Shakespeare. Me flipó El rey Lear. La cresta que luce mi copia son post-its enloquecidos.

Cosas Que Leo #21: OTELO, William Shakespeare

Otelo Shakespeare

«CASSIO

Antes le suplicaré que me desprecie que engañar a tan buen comandante proponiéndole un oficial tan ligero, tan dado a la bebida y tan imprudente… ¡Emborracharse! ¡Y parlotear como un loco! ¡y disputar! ¡Baladronear! ¡jurar! ¡Y discursear como un pelafustán con su propia sombra!… ¡Oh tú, espíritu invisible del vino! ¡Si careces de nombre con el que se te pueda conocer, llamémoste demonio!

YAGO

¿A quién perseguíais con vuestra espada? ¿Qué os había hecho?

CASSIO

No lo sé.

YAGO

¿Es posible?

CASSIO

Recuerdo un cúmulo de cosas, más nada distintamente; una querella, pero ignoro por qué… ¡Oh! ¡Que los hombres se introduzcan un enemigo en la boca para que les robe los sesos! ¡Que constituya para nosotros alegría, complacencia, júbilo y aplauso convertirnos en bestias!

YAGO

Vamos, ya estáis bastante sereno. ¿Cómo os habéis restablecido tan pronto?

CASSIO

Plugo al diablo. Embriaguez cede el sitio al demonio de la Ira. Una imperfección me muestra a la otra, para que pueda francamente despreciarme a mí mismo.

YAGO

Vamos, sois un moralista bastante severo. Considerando la hora, el lugar y la situación del país, hubiera deseado de todo corazón que esto no hubiese sucedido, pero, puesto que las cosas han pasado así, enmendadlas en provecho propio.

CASSIO

Le pediré de nuevo mi plaza; ¡me responderá que soy un borracho! Aunque tuviera yo tantas bocas como la hidra, semejante contestación las cerraría todas. ¡Ser hace un momento un hombre razonable, convertirse de pronto en imbécil y hallarse acto seguido hecho una bestia! ¡Oh, qué extraña cosa!… Cada copa de más es una maldición, y el ingrediente, el diablo.

YAGO

Vamos, vamos, el buen vino es un buen compañero si se le trata bien. no claméis más contra él. Por cierto, buen teniente, supongo creeréis que os estimo.

CASSIO

¡Bien lo he experimentado, señor!… ¡Borracho yo!»

Otelo

William Shakespeare

(Alianza editorial 2016; la obra original se registró como en el Register of the Stationers Company en 1621, y apareció impreso en forma de cuarto en 1622, con el título de The tragœdy of Othello, the Moore of Venice)

239 págs.

Trad. de Luis Astrana

**** Este es otro de mis proyectos de autosatisfacción (no esa). Habiendo percibido que hasta la fecha solo había leído tres obras de William Shakespeare (Hamlet, Romeo y Julieta, Coriolano) tomé hace poco la decisión de leer todas las obras mayores del autor. Decidí empezar el proyecto con Otelo (leí esta versión porque el inglés isabelino es endiabladamente complicado, por no decir obsoleto a matar, y no quería sufrir un ictus a la undécima nota al pie). Otelo es divertidísima, por cierto, toda borracheras, marañas y venganza (algunos de mis temas favoritos). Y Yago es, sin duda, uno de los grandes villanos de la literatura, un puto Born Bad, malo sin motivo, resentido hasta el tuétano y que solo vive para causar problemas. Shakespeare me f-l-i-p-a.