Bibliomanía en Mi menor

Este escrito que realicé para Omicron Persei no me salió exactamente como deseaba, pero supongo que tiene sus momentos. Se trata de una lista (con enorme potencial) de las lecturas de toda una vida: libros que amo, que rompí, que simulé leer, que olvidé (con el pedo), que desearía no haber leído…

Podría haber salido de rechupete, pero me temo que la escribí -a ratos- desde la gruta mental del ciego odio homicida, y salió un poco de gairell. Y aún así, supongo que (como decía) no carece de momentos de puntual excelencia. Quizás logren disfrutarla, o simpatizar con alguno de sus argumentos (tirando a descabellados, aunque nacidos de la confesión más drástica y exhaustiva). A mí me gusta particularmente el punto #5, si a alguien le interesa.

Me cuentan que lo ha leído bastante gente, como sucede invariablemente cuando le falto a algo/alguien. Supongo que es consecuencia del afán chismoso del que el homo sapiens hace gala desde que desarrolló la facultad de la expresión oral para poder hablar mal de Ogh, el hirsuto maleducado roba-bayas de la caverna 6.

Anuncios

La canción del viernes #12: HEATHER “Inside”

Me emocioné con HEATHER en los Lluísos de Gràcia hace unos pocos días, en el marco del itinerante Ronda del Heliogàbal. Emocionarme de nudo-en-tráquea, no del puramente retórico.

Me recuerdan a casi todo lo que me gusta del mundo. A Senseless Things o MC4, por ejemplo.

Son de Barcelona de ahora mismo, su cantante asimismo no lo es, y solo tienen un single y yo soy MUY fan.

Paridas cruciales: Pablo Zarracina

O un panegírico con humorismo para uno de mis columnistas predilectos de toda España.

¿Su nuevo libro? Les conmino a que lo compren de inmediato. Les ORDENO que lo compren.

Léanlo todo sobre él y esa maravilla de artefacto bilbaocéntrico aquí, en el Babelia de El País, escrito por su otro escritor y columnista y vecino favorito, Kiko Amat.