La canción del viernes #35: MARTIN NEWELL Christmas in Suburbia

Una de mis canciones favoritas de uno de mis artistas predilectos. Muy a cuento, como podrán comprobar.

Aprovecho la ocasión para decirles que pasen buenas fiestas y todo eso. Que en el 2018 volveremos a vernos (es un decir; ustedes no van a verme jamás, porque no pienso salir de esta habitación, si puedo evitarlo), y que les traeré unos cuantos artículos fetén, nuevas entregas de los Clásicos Latosos, más entrevistas a pájaros y pájaros que me inspiran y, muy especialmente, AQUELLA COSA.

Pero eso ya será en el nuevo año. Chin-chin, ta-ta, fum-fum-fum y todo lo demás.

 

Anuncios

La canción del viernes #34: TOMMY KEENE Eyes of youth

El pasado 22 de noviembre murió TOMMY KEENE. Yo soy uno de muchos fans entristecidos. Esta de aquí es una de mis canciones preferidas del hombre. Me gusta escucharla al volante, en carreteras muy pequeñas del Alt Empordà y pegando berridos y puñetazos al techo. Cada uno tiene sus hobbies.

 

La canción del viernes #33: ACCIDENT “Leaders of tomorrow”

Major Accident eran más de pueblo que un azadón, y su schtick era, como puede verse, el rollo Naranja Mecánica.  Sus singles como Major Accident me gustan, y su etapa Accident -algo más tardía- me pirra. Es un poco afterpunk y de lo más sombría, un poco como los penúltimos Blitz o los Tube Babies del Frogs. “Leaders of tomorrow”, versión álbum de 1984 (que acaba de reeditar Daily Records para su disfrute aural), me e-m-o-c-i-o-n-a. Especialmente el momento instrumental a lo “Complete control” del medio. Y los coros de “Never believe all is lost“.

La canción del viernes #31 y #32: MADNESS Blue skinned beast y E.R.N.I.E

Una canción no muy famosa de Madness que me deja embelesao. Es una de las escasas canciones abiertamente políticas del grupo. Anti-Thatcher y anti-militarista. Me gusta esto que dicen: “Don’t look shocked when it comes your turn“. Yo le digo lo mismo al gobierno del estado Español. Rajoy, no pongas cara de pasmo cuando te toque caer.

Apareció en el The Rise & Fall, en 1982.

Mi canción favorita de Madness es “Bed & breakfast man”. Es la que me emocionaba a los 16, y nada ha cambiado desde entonces (quiero decir que ha cambiado todo, pero no las canciones que me ponen la piel de gallina). Sin embargo no les incluyo esa, porque es muy conocida. Prefiero poner una secundaria que también me deja embelesao: “E.R.N.I.E”.

Es del Absolutely, de 1980. De niño no sabía de qué rayos iba. Solo entendía una frase: a thousand winners every week. Ahora sí lo sé: va de lotería, y de la máquina ERNIE, la que sacaba las combinaciones de números. Hagan con este conocimiento completamente inútil (tengo muchos de esos) lo que les plazca.

 

 

La canción del viernes #30: DEVINE & STATTON “Turn the aerials away from England”

O from Prado del Rey. Una canción favorita que viene muy a cuento estos días. Después de una semana escuchando lo de “adoctrinamiento de niños”, “escudos humanos”, grotesca cháchara sobre “radicales” y “fascistas” y, hablando claro, repugnantes mentiras y anticatalanismo salvaje y propaganda ultra, he decidido desintonizar los principales canales de televisión estatales de mi aparato.

Ahora pueden seguir diciendo lo que dicen, pero al menos no en mi casa.

‘Cause we’re living in a country second to no-o-o-one.

La canción del viernes #29: GRANT HART “2541”

Mi favorita de Grant Hart, con o sin Hüskers. La versión del 12″, no la del Intolerance.

En mi obituario de Grant Hart para El País, que ustedes, visitantes del futuro, ya habrán leído, digo esto para que quede:

“Mi canción favorita de Grant Hart es también una de las mejores odas a un sitio físico y un tiempo marchito que existen. Hart rememora, con una mezcla de alegría y pesar, la casa donde vivían y ensayaban Hüsker Dü en su mejor momento: “2541 / Grandes ventanas por donde entraba el sol”. Es una canción casi optimista, pese a que habla de cosas que no volverán; Hart vocaliza como si supiese que en aquella dirección tuvo su momento de luz, y que nunca volverá a ser tan feliz como allí; que la mudanza trajo la caída. Esa canción le rompe el corazón a uno cada vez”.

Y tiene uno de los mejores comienzos de la historia del pop:

Jimmy gave me the number
Jerry gave us a place to stay
And Billy got a hold of a van
And man we moved in the very next day“.

La canción del viernes #28: LA SOURIS DEGLINGUEE “Saint Saveur”

Una de mis canciones favoritas de los Souris. Es del mini-album de 1984, La cité des Anges. Punk rock francés rojeras al 100%, con mucho rollo mod y Oi! y dub, muy “de manada” (como dice Virginie Despentes, que fue quien me los presentó), puro sonido de mediados de los 80. Con botas. Eran los Clash galos, solo que sin la deshonestidad. Una cause a rallier, y nunca mejor dicho. Para bailar agarrao (a una alegre muchedumbre).