La canción del viernes #27: DOUGHBOYS “Fix me”

Hoy ha salido cosa decente a chorro de mis dedos, y para celebrarlo y auto-jalearme (tímidamente, tampoco nos lancemos) me he puesto este super-favorito.

Es de los Doughboys, un grupo de punk-pop canadiense que me ENCANTA desde que era post-adolescente. Esta, “Fix me”, es de su cuarto álbum, Crush (1993). Se supone que es el disco comercial, penúltimo de su carrera, el “malo”, pero no es para nada así. Es muy bueno. No tanto como los tres anteriores, pero casi.

Sonido 1989, amiguismo con Mega City Four, dreadlocks pulcrísimos, saltos con piernas juntas, cortinaje capilar en balanceo columpiesco, camisetas de grupos aliados y POP maravilloso y coros tremendos por todas partes.

La canción del viernes #26: SAÏM “Octubre”

Uno de mis grupos favoritos de los últimos meses. Y de este preciso instante. Son mallorquines, y su nombre -y su sonido- parece una mezcla de Seam y Samiam (pero quiere decir algo distinto). Con algo de Braid y un mucho de Nueva Vulcano.

Eh. Sí, aquí. Aquí tenéis un fan.

La canción del viernes #24: THE SAINTS, “Gypsy woman”

La escuché por primera vez en 1989, en la cinta sin créditos de unos mods alemanes. Varios años más tarde (seguía en la inopia, y no podía entrar en una máquina buscadora mágica) descubrí que había aparecido en una recopilación australiana -un poco barrecha insensata- del sello mod Countdown Records, hacia 1986. Y hace muy poco descubrí que la jodida era una versión de un grupo beat australiano de 1966 llamado The Allusions.

Yo prefiero muy fuertemente la de los Saints.

La canción del viernes #24: SAVES THE DAY “Shoulder to the wheel”

No me avergüenza en absoluto decirles que me CHIFLA toda la mierda radioformuláica, hipercomercial y aerodinámica, de los grupetes post-Green Day del punkete-pop americano de finales de los 90’s y principios del Y2K. Incluso los peores. Incluso los guapitos, casi odiosos (ejemplo: The Starting Line). Incluso los de los videos espantosos, repletos de jamonas y llovizna poco creíble.

Por supuesto, no los digiero como punk rock, mucho menos como hardcore (solo faltaba), sino como pop puro. The Knack o The Romantics, canjeando corbatas finas y cardados y Rickenbackers por camiseta deportiva y pantalones bolsudos y bambas de patinaje. Misma emoción, misma ambición popular. Como si Big Drill Car hubiesen querido ser los Backstreet Boys.

Todos tienen grandes ganchos y letras y estribillos, y este es uno de mis predilectos. Les será difícil difícil hallar una primera estrofa más desvalida, y exultante, y ridículamente juvenil, y a la vez bonita y emotiva, que esta:

And I say, “I’m sorry.
Didn’t mean to yell,
I’m having a bad week
I miss my mom.”

Y el video mola.

La canción del viernes #23: THE HIGH-BACK CHAIRS Miles to inches

Permanezco en pijama, con los ojos irritados y los dedos agarrotados, y no salgo ni encañonao, pero al menos me he enterado de lo de Trump. “Fools in high places“, que decían los Jam, y nunca mejor dicho.

Para subirme el ánimo he escuchado esta canción de los High Back Chairs de 1991, que ya me subía el ánimo entonces y lo ha vuelto a hacer ahora. “I’m left to shed these tears of anger” parece espantosamente apropiado, considerando las circunstancias.

Es el grupo de Jeff Nelson, sí. Tenían letras y canciones de aúpa. Todo lo que hicieron es recomendable y obligatorio. Esta es del álbum (casi mini) Of Two Minds, que salió en Dischord en el año que ya he dicho. Yo los descubrí justo entonces, y vienen alegrándome la existencia hasta hoy.

La canción del viernes #22: CICATRIZ “Inadaptados”

Llevo muchos días pensando en Cicatriz, por mil razones que no vienen a cuento ahora, y escuchando en mi cocina el Inadaptados (Soñua, 1986) entero. Puro espíritu 1986, y me recuerda mucho a mi pueblo.

La cosa ha coincidido, de pura chiripa, con los documentales de Kikol Grau que programa In-Edit este año. Es majo cuando los espíritus se alinean.

Déjenme que diga un puto lugar común: ya no se hacen discos como este. Con esta rabia, con esta dedicación. Porque no hay otro camino. Si hay un punto perfectamente opuesto a ser un diletante, artista por capricho, ese punto son los Cicatriz.

Haciéndolo para salvar su vida, como único camino posible. Y ni eso les salvó.

Mi favorita es ésta, claro, la que titula el álbum. El himno.

La canción del viernes #21: PATRIK FITZGERALD “Tonight”

Mi canción super-favorita de Patrik Fitzgerald, y himno deprimente #1 de mi discografía. Siempre me emociona ese tono sombrío, la visión pesimista, la voz dañada. Un digno lamento a la soledad y la otredad, y la incapacidad de comunicación de muchos de nosotros, los armadillos.

Feeling bored, that’s no fun
Being out of touch with everyone
Click my fingers, crack my toes
Kick the dog, and break it’s nose
I intelectualize it all
To prove my mind’s still on the ball

Esta filmación es de mi película/documental punk favorito de toda la vida, Rough Cut and Ready Dubbed. La voz real de los chicos con botas 79-81, pillada por otro par de chicos con botas.