Lista imperfecta #4: 34 discos que escuché en 1997

Astrud - Astrud EP (1997, CD) | Discogs
  1. GAZE Mitsumeru (K Records, 1998)
  2. McCARTHY I am a wallet / Violence, banking and the inner life today (Cherry Red)
  3. CURTIS MAYFIELD The Ultimate… (Recall)
  4. ASTRUD EP (Acuarela 1997)
  5. SHUDDER TO THINK Funeral at the movies / Ten spot (Dischord)
  6. THE CRABS What were flames now smolder (K Records, 1997)
  7. THE TURTLES It ain’t me babe (White Whale 1965)
  8. HOLIDAY Ready steady go (Siesta, 1996)
  9. LOS PLANETAS Super 8 y Pop (RCA 1994 y 1996)
  10. TEXAS IS THE REASON Do you know who you are? (Revelation 1996)
  11. THE SOFTIES Winter pageant (K Records, 1996)
  12. DEXY’S MIDNIGHT RUNNERS Searching for the young soul rebels (Parlophone 1980)
  13. LA BUENA VIDA Soidemersol (Siesta 1997)
  14. THE FIVE STAIRSTEPS Step by step; greatest hits feat. Keni Burke (Sequel)
  15. RED SLEEPING BEAUTY Soundtrack (Siesta, 1997)
  16. LOS SELENITAS maqueta (1995)
  17. SENSE FIELD Killed for less (Revelation 1994)
  18. THE FREE DESIGN Bubbles (Siesta 1998)
  19. ORANGE JUICE Orange Juice (Polydor 1984)
  20. PAPAS FRITAS Papas fritas (minty Fresh 1995)
  21. LOVE Forever changes (Elektra 1967)
  22. BELLE & SEBASTIAN If you’re feeling sinister (Jeepster 1996)
  23. ZUMPANO Look what the rookie did (Sub Pop 1995)
  24. SAMIAM Billy (NRA 1992)
  25. THE LOUD FAMILY Plants and birds and rocks and things (Alias 1993)
  26. THE POOH STICKS Optimistic fool (Seed 1995)
  27. VVAA Yellow pills; the best of American Pop vol. 1 (Big Deal 1993)
  28. SUBWAY SECT Ambition EP (1978, reedición de 1996)
  29. THE DAYFRIENDS The Picnic massacre day (7”, 1993)
  30. CRY BABIES Elsewhere (In Fact!, 1994)
  31. THE B’52 Wild planet (Island 1980)
  32. TELEVISION PERSONALITIES …And don’t the kids just love it? (RT 1981)
  33. EUGENIUS Mary Queen of Scots (Atlantic 1994)
  34. THE STYLE COUNCIL Our favorite shop (Polydor 1985)

Solo he realizado esta lista para ver si era capaz de acordarme del soundtrack personal de aquel año. No tiene otra finalidad que marcar un momento en el tiempo. Es una lista imperfecta, y por consiguiente no están todos. Pero sí los que machaqué más. Desde luego, no están en orden alguno.

Lista Imperfecta #2: 15 filmes que he visto 15 veces (cada uno)

1) Withnail & I (Bruce Robinson, 1987)

2) Topsy-Turvy (Mike Leigh, 1999)

3) Apocalypse now (Francis Ford Coppola, 1979)

4) Night on earth (Jim Jarmusch, 1991)

5) Sweet smell of success (Alexander Mackendrick, 1957)

6) The seven year itch (Billy Wilder, 1955)

7) Gosford Park (Robert Altman, 2001)

8) Passport to Pimlico (Henry Cornelius, 1949)

9) Billy Liar (John Schlesinger, 1963)

10) State and Main (David Mamet, 2000)

11) Kind hearts and coronets (Robert Hamer, 1949)

12) A matter of life and death (Michael Powell and Emeric Pressburger, 1946)

13) The apartment (Billy Wilder, 1960)

14) All about Eve (Joseph L. Mankiewicz, 1950)

15) From here to eternity (Fred Zinnemann, 1953)

Por el nivel de re-re-re-revisitación de todos estos filmes podría uno llegar a la conclusión de que son mis películas favoritas, lo cual no es del todo cierto. Hay filmes que me encantan pero que no puedo ver a menudo, como los de Alan Clarke (Scum, The Firm, Made in Britain). Luego hay otros que he visto tantas veces como los listados, pero de un modo solo parcialmente voluntario (las 10.000 veces que vi El libro de la selva cuando mis rorros eran pequeños, por placenteras que fuesen las primeras 5500, no se contabilizan aquí).

Para sintetizar, podría decir que estos son mis filmes acogedores. La selección cosy y confortable y sanadora. Los que miro una y otra vez para que, por su esencia y por la familiaridad de la repetición, me eleven el espíritu y apacigüen my cansado (y acorazado) corazón.

Sí. Existen más de 15, sin duda, pero esto es una lista imperfecta, y además de haberlos puesto todos me jodía la concordancia del titular.

Por último, soy consciente de que la lista da la idea de que el día que salí del cine donde se proyectaba Gosford Park, el año 2001, me puse de rodillas y, arrancándome manojos de pelo y gritándole al cielo, juré no profanar mis ojos con ningún otro filme nunca más, pues nada podría estar a la altura de aquella maravilla. Lamento decir que no fue así. He vuelto al cine centenares de veces desde el 2001, con resultados perfectamente satisfactorios (algunos incluso elevadores). Lo único que sucede es que las dos décadas no me han dado para tanta revisitación demente.