Mejores Novelas del 2019, por Kiko Amat (para Estragos)

Mi lista de novelas favoritas del año 2019. Realizo mi lista anual por muchas razones, pero una de las principales es que la mayoría de mis novelas favoritas de cada año no aparecen ni en los rankings de Jara y Sedal. Pues ese es el mundo en el que vivimos. Así que tengo que tomarme la justicia por mi mano, como un cazarecompensas desesperado.

Lo he confeccionado con los amigos de ESTRAGOS, pride of Ripollet, que se lo curran infinito y me entienden hasta lo más profundo del tuétano.

La lista por escrito está aquí abajo. Pero si solo la leen se perderán mi jeto y mis argumentos, que pueden visionar en el video de arriba:

1. Oficio de Serguei Dovlàtov. Fulgencio Pimentel & L’estrangera de Serguei Dovlàtov. LaBreu Edicions.
2. Mi padre, el pornógrafo de Chris Offutt. Malas Tierras & Kentucky Seco de Chris Offutt. Sajalín Editores.
3. El libro de las aguas de Eduard Limónov. Fulgencio Pimentel.
4. Érase un río de Bonnie Jo Campbell. Dirty Works.
5. Nevada de Claire Vaye Watkins. Malas Tierras.
6. Iluminada de Mary Karr. Errata Naturae / Periférica.
7. Lejos de Kakania de Carlos Pardo. Periférica.
8. Corazón giratorio de Donal Ryan. Sajalín Editores.
9. Lagunas de Sarah Hepola. Pepitas de calabaza.
10. Enero y tú desnuda de Álvaro García Hernández. Alianza Editorial.
11. Towns de Bruce Jay Friedman. Libros Walden.
12. Malaherba de Manuel Jabois. Alfaguara.

Kiko Amat entrevista a CLAIRE VAYE WATKINS

nevada-claire vaye watkins-9788412003031

Se trata de la autora de Nevada, uno de los librazos del 2019, aunque no aparezca en las listas oficiales.

Lean esta gran charla aquí.

La colección de cuentos es espectacular y vuela sola, pero conviene apuntar que Claire Vaye Watkins es hija de Paul Watkins, miembro “majo” (ejem) de la Familia Manson. Por lo que decía Dovlátov del exotismo del material biográfico, y eso.

Hablando de listas oficiales, en pocos días publicaré un videillo con mi lista alternativísima de los grandes libros del 2019, los que me encantaron y, como cada año, echo de menos del canon serio, o modesco y modoso, de la crítica institucional y prensa cultural.