PSYCHOLAND T2 EO12: Jack The Ripper: Tripa a la victoriana (Especial Navideño)

Jack el Destripador es el asesino en serie más famoso de todos los tiempos. El doceavo y último episodio de la segunda temporada de Psycholand analiza la época, las víctimas (canónicas y no canónicas), las pruebas y los acusados del crimen más célebre, extraño y proclive a la conspiranoia de los últimos dos siglos. A los ripperólogos sólo les falta decir que a las prostitutas las mató Fofó, el delfín Willy o Batman, pero Benja Villegas y Kiko Amat, alumbradas las pipas y trasegados los ponches, sacarán sus propias (y fascinantes) conclusiones.

Este es el último episodio de la temporada 2. Lloren ahora. Es un especial navideño de más de una hora, porque nos flipan los especiales navideños de duración extendida.

Seguiremos informando sobre (posibles) nuevas temporadas cuando tengamos alguna idea de lo que sucederá en el futuro. Por el momento, pueden escucharnos aquí, y ver algunas de las paridas que hacemos (y cantar alabanzas) acá.

PSYCHOLAND T2 EO6: Chapuzas a domicilio: asesinos en serie inoperantes

El mito del asesino en serie prolijo y Hannibalesco, casi artístico, imposible de atrapar, no deja de ser eso: un mito, como el Rey Arturo, The Bloop o un álbum fantástico de Hombres G. La reconfortante realidad es que los serial killers meten más la pata que los Pepe Gotera y Otilio del tebeo homónimo. Por sobradez (Bundy), falta de luces (Joseph Duncan III), compulsión (Charles Ng), mala pata (el caso Linda Haney Dover), o todas a la vez, un buen detective solo tiene que ponerse en la puerta y esperar / a que el serial killer la vuelva a cagar.

¿Dónde pueden escuchar este sexto episodio, escucho que me preguntan? Deberían sabérselo ya: entregando una solicitud con triple sello y análisis de sangre, tras un exámen concienzudo de cavidad rectal, aquí.

Y pueden seguir las actividades podcasteras de esos dos mostrencos en el insta de Psycholand, que Kiko Amat no toca ni con una pértiga de seis metros pero que Benja se curra lo que no está escrito.